Palabra de Dios
close


Le pregunté a Dios, y no fue fácil, lo que quería que les dijera a cada uno de ustedes que se conecta al sitio. Me dijo que escribiera lo siguiente: "Lee el libro, pues el futuro se está disolviendo y amo a cada uno de ustedes. ¡Recuerda que este libro es muy, muy, muy, muy, muy importante para toda la humanidad!"

Después del código da Vinci... Dios
Espainia

Visitas totales a hoy 52.986
Total de libros descargados 12.455


Antoine, Después del código da Vinci... el encuentro con Dios, ¡una historia verdadera!


EL CÓDIGO DA VINCI Y LA DESCENDENCIA DE JESUCRISTO

El Código da Vinci es la cuarta novela escrita por Dan Brown y publicada en Italia en el 2004. Uno de los argumentos principales de la misma es la descendencia de Jesucristo, el cual habría tenido hijos de su matrimonio con María de Magdalena. Una verdad bien escondida por la Iglesia porque, si fuera revelada, haría derrumbarse todos los fundamentos sobre los cuales se construyó dicha institución.

La descendencia de Jesucristo es un tema debatido por todos los estudiosos del mundo: un secreto histórico que parece que no se pueda revelar. Sin embargo, hay personas que tienen la plena certeza de que descienden directamente de la familia de Cristo: yo soy uno de ellos.

Mi pertenencia a la familia de Jesucristo se demuestra por varias investigaciones de mi ciudad y de algunas experiencias extraordinarias que plasmo en mi novela. No soy un loco, no es broma: lee mi libro “Después del Código da Vinci” y descubre lo que pasó cuando Dios vino a hablarme.



ANTOINE: QUIÉN ES EL AUTOR DE “DESPUÉS DEL CÓDIGO DA VINCI”

Antoine es el seudónimo con el que he escrito el libro “Después del Código da Vinci”. Podría resumir mi vida en pocas etapas significativas para daros una idea de quién tenéis enfrente. He sido una referencia en el sector informático, me fumo dos paquetes de cigarrillos al día desde hace más de 35 años (y consigo hacerme alguna que otra piscina tranquilamente), me encanta beber cocktails y el buen vino.

El tiempo agradable pasado en la compañía de mi esposa, aperitivos, fiestas y alcohol son los ingredientes básicos para hacer que se repose el cerebro en el tiempo libre y, al mismo tiempo, tenerlo activo cuando llega el tiempo de activarse.

Sin fumar no llego a razonar en el trabajo y no puedo pronunciar cuatro palabras relajadas con el prójimo: de esto deduzco que fumar sea bueno para la sociedad con efectos transcurables. ¿Han sido los masones los que han presionado en la política para implantar todas estas prohibiciones modernas sobre el fumar?

He tenido una vida llena de amigos, viajes, mujeres y discotecas hasta los 33 años: luego llegó Dios e inició la parte más difícil. Los amigos desaparecieron, sustituidos por enemigos, pero, a pesar de ello, he conseguido llevar a Dios al mundo en el que vivía, para enseñarle que algo estaba desapareciendo para siempre.

Mira donde se desarrolla una parte del libro... ¡Creo que es una atmósfera fantástica que cada persona en el mundo debería vivir! Florencia de noche: Clubes donde yo estaba casi todas las noches!



EL ENCUENTRO ENTRE DIOS Y UN DESCENDIENTE DE JESÚS

Tengo la certeza de ser un descendiente de Jesús. Antes ya había tenido señales de esta importante parentela: luego Dios se puso en contacto conmigo, confirmándome lo que yo sospechaba. Había asumido los planes masones de subversión del planeta y mi socialidad moderna convenció a Dios para contactarme y elegirme embajador de una nueva religión.

Mientras tanto, gracias a la ayuda de Dios, tengo que sabotear y destruir los planes masones que quieren reducir al hombre a un esclavo indiferente a la mercancía de los poderes fuertes. Los enemigos son muchos y los amigos han desaparecido: pero tengo sobre mí al mejor aliado que se podría desear.



POR QUÉ LEER “DESPUÉS DEL CÓDIGO DA VINCI”

¡DIOS ES HIPPY: si tenéis ganas de leer el libro, después de un inicio un poco dramático, lento a lo mejor aburrido, descubriréis quién es Dios!

Después de los primeros sucesos bastante negativos que cuento en el libro, empezaré a ir a Florencia asiduamente porque la moda está allí, esto no es nada nuevo, muchísimos estilistas y casas de moda se encuentran en esta ciudad. De hecho, "la moda" es también una función matemática, esa que traza la recta más corta en una nube de puntos, donde éstos son los seres humanos y la recta es la viga que sostiene el futuro del género humano. Es decir, en Florencia se ve cuál es el estilo de vida que le gusta a Dios y que dará un futuro enorme al género humano: hashish, discotecas, clubs privados donde se puede fumar y beber cocktails; una ciudad de ensueño que aconsejo visitar a todos los turistas del mundo!

DIOS ES HIPPY, os lo repito y su voz se ha oído en todas las plazas y calles de Florencia. Decía: volved a los años 70 y legalizad las drogas ligeras.



LEE TODO EL LIBRO

Descargue el pdf completo del libro totalmente gratis
Versión en papel

antoine@followingdavincicode.com

PRIMEROS TRES CAPÍTULOS

PREFACIO

¿De verdad crees que este es el futuro en 2017?
El mundo tendría que estar repleto de naves espaciales; el universo, de un millar de planetas habitados. ¡Todos deberían ser ricos! ¿No te parece, sin embargo, que se ha convertido en una neoesclavitud?
¿No es acaso una condición que, prepotentemente, toma la pasión de cada uno de nosotros, exige nuestro arduo trabajo y nos impone una vida corta y miserable?

Clang.
Se cierran los barrotes.
Y así comienza una historia.
La mía. Una historia digna de un libro.

LA REVELACIÓN

Comencemos desde el principio: El código Da Vinci, de Dan Brown. Todo se originó cuando ávidamente leí ese libro.
El final fue sorprendente: descubrí que Jesús tenía descendencia, que su propia sangre todavía corre por las venas de personas que viven actualmente en nuestro planeta.
Como si me hubieran descubierto, empecé a sentirme extraño, como si todo el mundo estuviese hablando de mí…
Fue entonces cuando comencé a tener sucesivos problemas en el trabajo, donde una de mis colegas, desafortunadamente, era mi ex novia. Yo era demasiado bueno en mi trabajo.
La gente me decía que, probablemente, tenía a Dios dentro de mí: solo de esta manera sería posible explicar mi rapidez y astucia para encontrar soluciones a los problemas. Soy un programador de computadoras.
Me sentí obligado a dejar mi empleo debido al constante escarnio que sufría; la oficina parecía un infierno, mis demoníacos colegas siempre estaban en contra de mí, Jesús.
No solo padecía sus bromas de toda clase o el robo de mis trabajos terminados, sino que además debía permanecer medio día sin hacer nada cuando, a último momento y acabado el turno, me encargaban con urgencia los trabajos. Terminaba retenido hasta muy tarde. Casi enloquecí.
Junto con mi carta de renuncia, no pude evitar enviar una queja a la Dirección General, denunciando el proceder de mis superiores. ¿La respuesta?
La encontré en un puesto de periódicos: un videocasete porno, a la venta en toda Italia, cuyo título no dejaba ninguna duda del hecho que me concernía. Mi ex —que en ese momento era mi novia— aparecía en la pantalla, enmascarada, con una actuación que me dejó petrificado. Pero, a pesar de todo, no podía dejarla: compartíamos el costo de la hipoteca y de la casa.
Intenté asumir las consecuencias y continuar como si nada hubiera sucedido. Sin embargo, cuando apareció mi hermano haciendo la publicidad del mismo videocasete, perdí la cabeza por completo.
Un spot circulaba en todas las emisoras nacionales, y mi hermano hacía su aparición. La ciudad entera se reía de mí. Empecé a oír voces.
Siempre las escuchaba, independientemente de lo que estaba haciendo, incluso durmiendo.
¿Mi teoría?
Los siete masónicos secretos identificaron en mí al sucesor de Cristo, justo en esas oficinas donde ellos repetían que Dios estaba en mi cuerpo.
Eran ellos, me estaban destruyendo de todas las formas posibles. Querían evitar que tuviera éxito y, como si eso no fuera suficiente, también habían involucrado a mi propia familia para lograr su propósito.
Me parecía que estaba volviéndome loco. Perdí la cabeza.
La situación empeoró cuando se superó mi límite de tolerancia y... le arrojé un puñetazo a mi ex. Y uno a mi hermano.
Y así fue como terminé detrás de los barrotes.

EL CONTACTO

Estoy en mi apartamento y, como resultado de los sucesos anteriores, me encuentro bajo arresto domiciliario.
Día tras día continúo teniendo sensaciones extrañas; particularmente, sufro frecuentes sobrecalentamientos del cráneo. No obstante, al medir la temperatura de mi cuerpo para controlar una posible fiebre, el termómetro nunca supera los 36.8°.
Todo mi edificio zumba, como si estuviera bajo un tendido eléctrico de alta tensión; cada uno de mis pensamientos retumba en las habitaciones. La sensación es similar a la de estar inmerso bajo una lluvia de ondas electromagnéticas de alta frecuencia.
Estoy tumbado en el sofá un rato, sobrecargado por un continuo agotamiento —creo que es por el campo electromagnético en movimiento presente en mi apartamento—, cuando, de repente, siento que me elevo algún centímetro. Asimismo, súbitamente percibo una comunicación extraña, muy distante e inestable. Mi mente está invadida por imágenes: una nave espacial se aproxima; representa 58 planetas. Son colonias de origen terrestre, todas provienen de un gobierno republicano; están buscando una tierra que pueda convertirse en su guía político-espiritual, y que comparta la forma de gobierno republicano.
Me están dando algunos obsequios, pero entienden que no pude lograr mi trabajo principal (me lo habían dado en contactos anteriores): tener una familia y un hijo. Ellos se entristecen.
La comunicación se interrumpe abruptamente y gran parte del zumbido cesa de repente... Recaigo como plomo en el sofá.



LEE TODO EL LIBRO

Descargue el pdf completo del libro totalmente gratis
Versión en papel

antoine@followingdavincicode.com